SEAM participa del primer Taller de Intercambio: “Monitoreo y Evaluación de Políticas Climáticas en América Latina”

Viernes, 20 Abril, 2018 - 15:26
La Secretaría del Ambiente (SEAM), a través de la Dirección Nacional de Cambio Climático(DNCC), participó del primer Taller de Intercambio: “Monitoreo y Evaluación de Políticas Climáticas en América Latina”. El evento se realizó en el marco del componente Gobernanza Climática del programa EUROCLIMA+, en conjunto con el programa Cooperación Sur-Sur Evaluación, y se llevó a cabo del 16 al 18 de abril del corriente, en la ciudad de México, México.El taller tuvo por objetivo promover el intercambio entre los representantes de países latinoamericanos, instituciones europeas y de las Naciones Unidas sobre los ejemplos de éxito que existen en ambos continentes en temas como el seguimiento de la adaptación al cambio climático o los co-beneficios de las reformas energéticas. Asimismo, favoreció a la coordinación interinstitucional y a la creación de canales de comunicación que permitirán un avance en la medición, la transparencia y la rendición de cuentas en materia de cambio climático.En ese sentido, en representación de la República del Paraguay, participaron como expositores: la Abg. Ethel Estigarriba, Directora de la Dirección Nacional de Cambio Climático de la SEAM, y por parte del Ministerio de Hacienda, el Sr. Óscar Fabian Lovera Chávez, Director de la Dirección General de Presupuesto y la Sra. Teodora Recalde de Spinz, Coordinadora, del Departamento de Evaluación del Gasto Público del MH, quienes en conjunto, realizaron una presentación sobre la “Estructuración de sistemas de seguimiento y evaluación de políticas climáticas en Paraguay”.El encuentro regional se dividió en tres jornadas con diferentes sesiones y contó con la participación de más de 70 participantes provenientes de 17 países latinoamericanos.

Aúnan esfuerzos a favor del Medio Ambiente

Viernes, 20 Abril, 2018 - 15:23
Funcionarios de la Secretaría del Ambiente (SEAM), mantuvieron una reunión con representantes del Cuerpo de Paz para coordinar tareas a favor del medio ambiente.La Abg. Mirian Romero, Directora General de Gestión Ambiental de la SEAM, manifestó el interés de ambas instituciones, en suscribir un Convenio Marco de Cooperación Técnica Interinstitucional para desarrollar acciones que desemboquen en el buen manejo de los Recursos Naturales y energía renovable. Agregó además, la importancia de las capacitaciones para las buenas prácticas en Gestión Ambiental que generen agentes multiplicadores.Asimismo, solicitaron que dicha formación sea direccionada por técnicos de la DGGA. La directora anunció una próxima reunión para involucrar a la Dirección Nacional de Cambio Climático (DNCC), departamento de suma importancia para el propósito de lo conversado entre la SEAM y el Cuerpo de Paz.Estuvieron presentes por SEAM, la Abg. Mirian Romero, Directora General de Gestión Ambiental y las técnicas de la DGGA Abg. Amelia Fernández, Lic., Alicia Benítez, Ing. Victoria Quiñonez y Rosalba Gavilán.En representación del Cuerpo de Paz participaron Alistair Kerlin, Aurora Crosby y Dawn Crosby.

SEAM recuerda que la cacería ilegal de animales silvestres genera fuertes sanciones

Viernes, 20 Abril, 2018 - 15:20
La Secretaría del Ambiente (SEAM) en carácter de Autoridad de Aplicación de la Ley Nº 96/92 “De Vida Silvestre”, recuerda a la población que la cacería ilegal de animales silvestres genera importantes sanciones que se encuentran previstas en normativas ambientales vigentes.En tal sentido, la Ley de Vida Silvestre determina que la “Fauna Silvestre” es la comprendida por todos aquellos animales vertebrados e invertebrados que en forma aislada o conjunta, temporal o permanente, tienen al territorio nacional como área de distribución biogeográfica y declara de interés social y de utilidad pública la protección, manejo y conservación de la Vida Silvestre del país, la que será regulada por esta Ley, así como su incorporación a la economía nacional; imponiendo como obligación a todos habitantes del país, proteger la vida silvestre.La misma ley también define a la “Caza” como toda acción de buscar o perseguir animales con el fin de capturarlos o matarlos y las clasifica en varias modalidades, pudiendo ser científica, deportiva; y, de control, las que deben contar con permisos previos expedidos por la SEAM para su aprovechamiento.Asimismo, según el Art. 37 de la Ley 96/92, se prohíben la caza, transporte, comercialización, exportación, importación y reexportación de todas las especies de la fauna silvestre, así como sus piezas y/o productos derivados que no cuenten con la expresa autorización de la autoridad de aplicación.Al respecto, según la Lic. Rocío Barreto, directora de Vida Silvestre, refirió “a la fecha no existe permiso alguno de la SEAM para la cacería de especies de la fauna silvestre”.La SEAM dispone de controles en todo el territorio nacional a través de funcionarios de la Dirección de Fiscalización Ambiental Integrada (DFAI) y de la Dirección de Vida Silvestre (DVS), de las cuales proceden varias intervenciones que hoy están siendo objeto de sumario.Por tanto, el realizar esta actividad sin permisos previos expedidos por la Autoridad Ambiental puede generar consecuencias legales para aquellos que infrinjan estas disposiciones.>> Responsabilidades en materia de Caza IlegalEl Art. 4° del Decreto 2598/14 que establece el régimen de multas por infracciones a las normas de las cuales la SEAM ejerce calidad de autoridad de aplicación, determina (en su inciso h-) que todo aquel que cazare, transporte, comercialice, exporte, importe o reexporte individuos de las especies de la fauna silvestre, así como sus piezas y/o productos derivados sin contar con la expresa autorización de la Secretaría del Ambiente, en consonancia con la Ley Nº 96/92 “De Vida Silvestre” y sus reglamentos.A su vez, según el Art. 5° del mismo Decreto, los hechos vinculados a la cacería ilegal de animales silvestres son calificados como “Graves”, correspondiéndole la eventual sanción de multa entre 3001 a 20.000 Jornales mínimos además de otras medidas previstas en la normativa sancionatoria.>> Responsabilidad penal en la materiaAsimismo, de acuerdo al Art. 6º de la Ley Nº 716/96 “Que Sanciona los Delitos contra el Medio Ambiente”, dispone en su Art. 6º que toda persona que “infrinja las normas y reglamentos que regulan la caza…”, puede ser castigado con pena privativa de libertad de 1 a 5 años o con multa de 500 a 1.000 jornales mínimos legales para actividades diversas no especificadas, pudiendo aplicarse además otras medidas como el decomiso de los elementos utilizados para el efecto.

SEAM reglamentó transporte de animales silvestre

Jueves, 19 Abril, 2018 - 14:42
La Secretaría del Ambiente (SEAM) a través de la Resolución N° 631/17 procedió a reglamentar el transporte de animales silvestres vivos con la finalidad de garantizar el bienestar y la seguridad de los mismos así como facilitar su control por parte de la Autoridad Ambiental.La norma reglamenta a su vez la Ley Nº 96/92 “De Vida Silvestre” que define a la “fauna silvestre” como todos aquellos animales vertebrados e invertebrados que en forma aislada o conjunta, temporal o permanentemente, tienen al territorio nacional como área de distribución biogeográfica.La misma Ley declara de interés social y de utilidad pública la protección, manejo y conservación de la Vida Silvestre del país, así como su incorporación a la economía nacional, donde todos los habitantes tienen el deber de proteger la Vida Silvestre de nuestro país.La Resolución N° 631/17 determinó exigir, en carácter obligatorio para el traslado terrestre de animales silvestres vivos, las condiciones establecidas en los requerimientos estándares para el transporte de animales vivos.Dichos estándares exigen medidas tales como: aislar contenedores o jautas de ruidos excesivos e innecesarios, minimizar la manipulación directa de los animales por el personal a cargo, para reducir el estrés de los animales, la prohibición de trasladar los animales en vehículos que transportan pasajeros así como de mezclar animales de diferentes especies.Del mismo modo, impone la obligación de aislar a los animales agresivos y hembras en celo, gestantes o lactantes, de separar los animales jóvenes de los adultos y separar las hembras de los machos. Esto es indispensable cuando se trata de hembras en celo.Además, obliga aislar animales lesionados, enfermos o con comportamiento indicativo de enfermedad de aquéllos aparentemente sanos, considerar aspectos ambientales tales como temperatura y humedad por su condición ectodérmica en caso de anfibios y algunos reptiles, a trasportar a los animales recién nacidos, en cajas cerradas pero ventiladas. Mantenerlos cómodos, calientes y protegidos del ataque de insectos; a desinfectar las jautas y equipo utilizado inmediatamente después de cada uso para evitar la transmisión de enfermedades.Otras de las medidas determinadas en la Resolución de referencia, se refieren a tomar las medidas necesarias para evitar escapes así como registrar siempre el número de animales colocados en cada jaula en especies gregarias y programar paradas periódicas para aprovisionar a los animales de agua y alimento; de ser necesario, cambiar las camas. Retirar el agua y alimento al reemprender el viaje.También se establece como prohibición transportar animales con material radiactivo u otras sustancias peligrosas para la salud. Se deben igualmente asegurar las jaulas al medio de transporte para que estas no se muevan o vuelquen, colocar las jaulas sobre cartones o colchones para amortiguar los golpes causados por el movimiento del vehículo y asegurar que no haya corrientes de aire muy fuertes y proteger las jaulas de la lluvia y de la incidencia solar directa, excesiva, temperaturas extremas u otras amenazas.Según la normativa reglamentaria, en los casos que el transporte de animales silvestres vivos por vía aérea, deben ajustarse a los procedimientos de la Reglamentación vigente para el transporte de animales vivos establecidos por la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA).>> Requerimientos para las jaulasDe acuerdo con la Resolución N° 631/17 las jaulas para el transporte de animales silvestres vivos, también deben seguir los criterios determinados en la disposición administrativa, tales como: tener tamaño adecuado, según especie, para que el animal se incorpore de forma normal, se mantenga de pie sin dificultad y pueda entrar y salir con facilidad; poseer puerta amplia: de preferencia, de guillotina o bisagra, y; tener asas o agarraderas fijas, cómodas y firmes, de fácil manipulación.Asimismo, las jaulas utilizadas deben estar preparadas para el transporte de un animal cuando se trate de especies de comportamiento solitario; y, para especies gregarias considerar la agresividad entre sub grupos en el momento del transporte regulando el espacio entre cada grupo teniendo en cuenta si el origen es determinado o indeterminado.Además de tener buena ventilación e interior oscuro, debe ser de fácil limpieza; estar hechas de un material no absorbente, como plástico o metal, no debe tener piezas movibles, ni superficies filosas o en punta que puedan lastimar al operador o al animal.Finalmente, para el caso específico de rapaces y psitácidos las jaulas deben contar con piso tipo empalizado trasversal, desmontable para facilitar la sujeción y evitar las perchas.El incumplimiento a estas disposiciones pueden generar sanciones de multas entre 3.001 a 10.000 jornales mínimos a ser aplicados por la SEAM además de otras medidas administrativas que pueden ser adoptadas en estos casos.

Páginas