TODOS CONTRA EL DENGUE: Ministro de la SEAM, dispone control y fiscalización a municipios para la adopción de medidas que deben cumplir para evitar brotes epidémicos de Dengue

Atendiendo la urgencia existente en la actualidad respecto de la disposición final adecuada de los residuos, tanto sólidos urbanos como domiciliarios acumulados, identificados como generadores del deterioro de las condiciones sanitarias y ambientales en algunos municipios del país, el Ministro de la Secretaría del Ambiente, Ing. Ftal. Rolando De Barrros Barreto, dispuso realizar monitoreos y fiscalizaciones a municipios donde se detecten altos índices de infestación larvaria o brotes epidémicos, y se proceda a intimar a las municipalidades para la adopción de medidas para proteger a la población y el medio ambiente, la adopción de las medidas mencionadas.-

Dichas medidas fueron dispuestas a consecuencia de la mala disposición final de todo tipo de residuos urbanos efectuada en forma indiscriminada a cielo abierto, en predios baldíos, en rutas, así como en cauces pluviales, arroyos, ríos y lagos, estos son considerados generadores de problemas de salud pública y de contaminación ambiental, además de constituirse en criaderos de vectores biológicos propagadores de la enfermedad del Dengue; siendo la gestión adecuada de estos residuos, tarea esencial para el combate a la proliferación de estas enfermedades, y del agua.

Sobre esto último, corresponde mencionar que de acuerdo a informes recientes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, se han confirmado altos índices de infestación larvaria, por tanto su control resulta de vital trascendencia, más aún con motivo de los fenómenos climáticos que afectan al territorio nacional.

Entre las medidas determinadas ya en su oportunidad por la autoridad ambiental nacional (SEAM) como medidas de mitigación de impactos ambientales para la salud humana, producidos por la falta de gestión adecuada de residuos sólidos urbanos y el procesamiento deficiente de desechos domiciliarios, a fin de mitigar la proliferación del vector biológico transmisor del Dengue, se encuentran las siguientes:

a. Las Municipalidades dentro de su territorio, deben identificar los sitios de vertido inapropiado de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en botaderos a cielo abierto y proceder a la recolección, transporte y disposición final adecuada en vertederos que operen con criterios de relleno sanitario acorde a la normativa vigente, con licencia ambiental expedida por la SEAM.

b. Los materiales reciclables segregados y los residuos peligrosos deben ser evacuados a los centros de acopio identificados por cada Municipio, a fin de controlar y exigir el almacenamiento adecuado e impedir la proliferación de vectores en esos establecimientos comerciales.

c. En el caso de la gestión de neumáticos en desuso, las Municipalidades deberán dar estricto cumplimiento a la Resolución N° 1.078/11 “Por la cual se prohíbe la importación de neumáticos usados para su reutilización directa, sin previa remanufacturación”, que prohíbe la disposición final de neumáticos enteros en los rellenos sanitarios del país. Para el efecto, previo a la disposición final de los neumáticos en desuso dispuesto a cielo abierto, la Municipalidad debe proceder a la disposición adecuada de los mismos, hasta tanto se proceda a triturarlo.

d. Los municipios con altos índices de infestación larvaria o declarados con brotes epidémicos de Dengue, deben identificar los terrenos baldíos con malezas, y residuos, y notificar por cualquier medio idóneo, a los propietarios a que procedan a su inmediata limpieza en el término de cinco (5) días hábiles. (Por “medio idóneo” se entiende la notificación por cédula o por vía de edicto municipal en medios de comunicación de gran circulación).

e. En caso que el propietario notificado no procediere a efectuar la limpieza del predio, el municipio debe realizarlo por vía de medidas de urgencia a ser ejecutado por la Municipalidad conforme al siguiente procedimiento:

1) La dependencia de Área Urbana, Desarrollo Urbano o Catastro conforme al organigrama institucional, debe elaborar el listado de las cuentas corrientes catastrales con la identificación de los propietarios de terrenos y predios baldíos existentes en la Municipalidad;

2) La dependencia de salubridad e higiene, medio ambiente o fiscalización conforme al organigrama institucional, deberá identificar los terrenos y predios baldíos con crecimiento de malezas, o la acumulación de desperdicios, escombros o materiales que favorezcan la polución ambiental o la presencia de alimañas en el terreno así como la propagación de vectores transmisores de la enfermedad del Dengue y sobre la base de la información catastral y de propiedad, notificar al propietario para la limpieza por el termino de 5 días hábiles;

3) Cumplido el plazo se debe notificar por segunda vez por medio idóneo, emplazando a la limpieza por el término de 5 días hábiles bajo apercibimiento de dictarse la medida de urgencia para la limpieza por vía compulsiva;

4) Agotado el plazo, el área municipal correspondiente debe solicitar por vía de Asesoría Jurídica la correspondiente medida de urgencia para la limpieza por vía compulsiva, y la elaboración de la correspondiente Resolución que ordene la medida;

5) Para el cumplimiento de la medida, la asesoría jurídica municipal debe proceder a requerir a la justicia, por ante el Juzgado de Paz o de Primera Instancia según corresponda, el allanamiento del terreno o predio baldío para proceder al cumplimiento de la ordenanza municipal;

6) Posteriormente deberá procederse a la aplicación de los costos de las tareas de limpieza al responsable del terreno y predio baldío además de la apertura del sumario administrativo para la aplicación de las sanciones correspondientes.

7) La Municipalidad debe prever la inclusión de los costos del cumplimiento de las tareas de limpieza de terrenos y predios baldíos en las boletas por tasas especiales.

8) Para el caso del acompañamiento de la SEAM, las áreas municipales de medio ambiente y/o salubridad deben comunicar a la SEAM la existencia y ubicación de talleres, chatarrerías y vertederos clandestinos y/o recicladoras irregulares a efectos de la intervención conjunta.

Las referidas medidas y procedimientos de ser realizadas por los Municipios pueden constituirse en medidas idóneas para hacer frente al avance de la propagación de vectores transmisores de la enfermedad del Dengue.