22 de mayo: Día Internacional de la Diversidad Biológica

El 20 de diciembre de 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas decide proclamar el 22 de mayo, con el propósito de proporcionar conocimientos e información relativa a la biodiversidad. La fecha se eligió para que coincidiera con el aniversario de la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica en 1992.

La diversidad biológica es la base de la vida y de los servicios esenciales que brinda los ecosistemas. Teniendo un desarrollo sostenible estamos apostando al bienestar de las comunidades dando le calidad de vida y bienestar y evitando así la perdida la diversidad biológica.

Actualmente:

- 70% de los pobres del mundo viven en zonas rurales y dependen directamente de la biodiversidad para sobrevivir.

- El consumo insostenible sigue y la demanda de recursos en todo el mundo excede la capacidad biológica de la Tierra en un 20%.

- La variedad y abundancia de especies se han reducido en un 40% entre 1970 y 2000.

El lema de este año “Integrando Biodiversidad: Sustentando Personas y sus Medios de Vida” nos convoca a continuar en la lucha por la protección de la vida en el planeta.

Paraguay y su biodiversidad                                                               

Paraguay pose una rica diversidad biológica donde se compaginan los valores ecosistémicos con una buena distribución de las especies tanto flora y fauna, que a la vez se encuentran en las áreas protegidas y los distintos ecosistemas terrestres y acuáticos que son manejas sustentablemente.

Esta diversidad biológica se confluyen en cuatro grandes ecorregiones: el Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA), el Chaco, (seco y húmedo), el pantanal y el cerrado. Estos ecosistemas tan diversos son producto del proceso evolutivo del clima pasado y el actual.

La gran diversidad de especies comprende formaciones boscosas con alta diversidad biológica y endemismos. También humedales integrados por un complejo de pastizales y bosques sujetos a inundaciones periódicas con gran diversidad de aves migratorias y peces.

 En estas eco regiones se estima que existen una 8.000 a 13.000 especies de plantas y 100.000 especies de invertebrados, siendo identificadas, 4490 plantas, 2434 invertebrados, 297 especies de peces, 681 especies de aves, 182 especies de mamíferos, de 159 reptiles y 85 especies de anfibios.

La pérdida de la nuestra Biodiversidad, ¿qué podemos hacer?

A medida que Ia comunidad mundial presta cada vez más atención al cambio climático, va también poniéndose de manifiesto la interrelación entre este fenómeno y la diversidad biológica.

 

Al iniciarse el milenio, la evaluación de los ecosistemas se determinó que el cambio climático era una de las principales causas de pérdida de la diversidad biológica de nuestro planeta, y que este fenómeno era ocasionado por las actividades humanas, cada vez más desarrolladas pero peligrosas a la vez.

A pesar de los múltiples compromisos asumidos, la pérdida de biodiversidad sigue acelerándose en todas las regiones. Solo un 15% de los países están bien posicionados para alcanzar las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica antes de 2020, fecha fijada para su cumplimiento.

Para invertir esas tendencias hace falta que todos los sectores y los interesados, desde los Estados Miembros y los organismos de las Naciones Unidas hasta la sociedad civil, el mundo académico y las empresas, tomen medidas al respecto. Necesitamos investigaciones más adecuadas y debemos proceder teniendo en cuenta que se ha demostrado que la biodiversidad es fundamental para lograr los objetivos sociales y económicos.

El uso responsable de los recursos naturales es imprescindible para el desarrollo sostenible. El reconocer la importancia de la biodiversidad permitirá lograr que las necesidades de desarrollo y la protección del medio ambiente se apoyen mutuamente.

La Secretaría del Ambiente, se une y se hace partícipe de este llamado mundial. A través de su Dirección General de Protección y Conservación de la Biodiversidad, y sus dependencias, Dirección de Vida Silvestre, Dirección de Áreas Silvestres Protegidas, Dirección de Pesca y Acuicultura, y Dirección de Investigación Biológica y Museo Nacional de Historia Natural del Paraguay, lleva a cabo acciones abocadas a mantener y preservar los recursos naturales de nuestro país.

Por todo esto, es fundamental promover al desarrollo sostenible como eje transformador en todos los sectores de la población (la economía, la agricultura, la silvicultura, la pesca y el turismo, entre otros). Solo así lograremos detener la pérdida de la diversidad biológica e invertiremos en la gente, sus vidas y su bienestar.